Iván Redondo: “España ha dado un salto de gigante en la desideologización de la política”

Iván Redondo es uno de los consultores políticos de referencia en España por sus resultados electorales. Actualmente trabaja como consultor político para diferentes candidatos nacionales, autonómicos y municipales, y para varios grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados y en el Senado de España.

Licenciado en Humanidades y Comunicación por la Universidad de Deusto, tiene estudios en Dirección de Campañas Electorales por The George Washington University y está especializado en Derecho y Economía. Ha actuado como lobbista para empresas del sector del tabaco, financiero, energético y telecomunicaciones.

Es asimismo el principal analista para las elecciones americanas del primer diario económico de España, Expansión, en el que escribe  un blog The War Room. Colabora con diferentes medios de comunicación y dirige Redondo & Asociados, primera firma de consultoría política y asuntos públicos en España. Iván Redondo es profesor del Magíster en Comunicación Corporativa y Publicitaria de la Universidad Complutense de Madrid.

¿Cuál es tu opinión de la pasada campaña electoral? ¿Ha estado a la altura de lo que se esperaba?

Ha sido una campaña muy interesante que ha supuesto un antes y un después en la política española. El PP ha sacado los mejores resultados de la historia y el PSOE los peores: 186 t 110 diputados respectivamente.

Ha sido una campaña de fin de ciclo y de inicio de nuevo ciclo ¿Por qué? Porque ha podido ser una campaña que centrada en el estado actual de la economía ha influido en la captación de votos, entre otros factores. Pero no sólo eso, se han roto muchos clichés: el PP ha ganado en muchas comunidades autónomas, prácticamente en todas, incluso en muchos pueblos y ciudades que jamás pensó que podía ganar.

No sólo ha sido una campaña previsible, también ha sido una campaña entretenida y diferente. A partir de ahora ya nada va a ser igual en el mercado electoral español, se puede decir que ya no hay territorios ni estrictamente de izquierdas ni de derechas. España ha dado un salto de gigante en la desideologización de la política. El PP ha ganado en territorios históricamente rojos, y no sólo eso, sino que ha arrasado, ya que ha ganado en todos los territorios de Andalucía, excepto en Sevilla.

¿Qué opinas de la publicidad política que se ha generado en la última campaña electoral?

Es cierto que ha habido campañas más atrevidas que esta última campaña electoral:  por ejemplo, la campaña electoral de 2008. El PP ha llevado a cabo una campaña política coherente ya que ha sido conservadora, muy directa y muy bien definida, y siempre ha hecho una gran campaña en la que no ha destacado. Sin embargo sí lo hizo en 2004 y en 2008.

En 2008 todo el mundo recuerda el cartel del PSC catalán que decía: Si tú no vas, ellos vuelven. Rajoy, Zaplana y Acebes se mostraban simulando la carátula de la películaReservoir II, la cual llamó mucho la atención. Se hizo los últimos días de campaña para estimular la participación y ahí consiguieron uno de los mejores resultados de la historia: 25 diputados.

Y en 2004 fue notoria la marca que se generó alrededor de “ZP Zapatero presidente”. Este atrevimiento al que al PSOE le ha caracterizado en todas las elecciones, en esta ocasión no se ha visto, pero sí se han visto cosas curiosas, un partido que tradicionalmente va de rojo ahora va de azul.

¿Crees que el debate electoral televisado ha tenido realmente incidencia en la intención de voto de los españoles? ¿Asistimos a un buen debate electoral televisado?

Yo creo que fue un buen debate, pero hay que tener claras dos cuestiones: quién gana el debate y quién no. Rajoy partía con muchos puntos de ventaja y el que realmente tenía que arriesgar y ser más atrevido debía de ser Rubalcaba y sin embargo no lo fue.

Este debate no tuvo ningún tipo de influencia en el voto, no así en el debate de Zapatero y Rajoy, donde hubo un Zapatero superior a Rajoy que sí supo aprovechar las décimas que le brindaba el debate.

Lo que si sucedió fue una mala gestión de las expectativas. Rubalcaba contaba con unas expectativas muy altas a priori de ese debate. Por parte de la opinión pública y los medios de comunicación hemos escuchado que Rubalcaba era un gran comunicador. Y no lo fue por una mala gestión de las expectativas, que a poco que hiciera Rajoy empataba el debate y no sólo eso, lo ganaba.

Durante mucho tiempo la prensa española ha dicho que Rajoy era peor, y se demostró que Rajoy le gana. Por eso después del debate en los sondeos, todo el mundo opina que ha ganado Rajoy.

Lo que se vio fue a dos periodistas y un político, y una mala gestión de los roles. Está claro que Rubalcaba se situó como líder de la oposición.

¿Cuál es el formato de debate electoral televisado que propones para España?

El cara a cara personalmente me gusta, pero debe combinarse no sólo con un moderador, que en este caso no hace ni el papel de periodista. Lo idóneo sería realizar un cara a cara como se hace en EEUU, esto es, con un panel de periodistas en el que les preguntan a los candidatos una serie de cuestiones.

Además se puede hacer otro formato diferente, parecido a Tengo una pregunta para Usteddonde hay una parte de preguntas de los ciudadanos hacia los candidatos.

Por lo tanto, para que de verdad funcione el cara a cara, hay que incorporar una serie de formatos. Los ciudadanos vía online pueden aportar dinamismo y darle más viveza y de cara a una campaña cambiarla y ganar puntos, lo cual la hace más imprevisible, más entretenida y más influyente en la concepción del voto y eso es bueno para la democracia.

Un debate es doblemente escaso. Se ha hecho uno por decir que ha habido uno, por cuidar las formas. Lo que se tiene que hacer es regular el número de debates e introducirlo en la ley electoral. Como mínimo tiene que haber dos debates, para que no sea fruto de la bondad y el antojo de un político. En EEUU no se entiende una campaña sin debates. Pero hace tiempo que no son tan encorsetados para que de verdad sirvan y puedan desnudarse los candidatos; y  sirva para cumplir una función, generar una opinión inteligente al votante y darle más información, sin introducir contrapesos.

 ¿Es buena la comunicación online de los partidos políticos en España durante las campañas electorales?

Desde mi punto de vista, la comunicación online antes era mala y ahora ha mejorado muchísimo. No sólo se centra en la campaña electoral, se centra en los gobiernos y en el día a día de los partidos. Y es un gran avance, hoy en día la comunicación online se constituye como el primer medio de comunicación y los políticos lo han incorporado no sólo profesionalmente, sino a su vida profesional y personal, por lo tanto es un sector sano, en auge, y se están realizando prácticas e iniciativas mejores.

Juega un papel muy importante la edad generacional. Los políticos creen en las redes online y las ven más útiles para entretenerse y para sus votantes, y goza de muy buena salud. Ahora si existe un mercado potencial y real que demanda más contenidos políticos online y la oposición política tiene que presentar sus ofertas.

Todos los partidos tienen estructuras propias online dentro de su departamento de comunicación. En los gobiernos también y en las presidencias.

Las formas de comunicación han avanzado paulatinamente y ahora se gestiona la conocida “campaña electoral 2.0” ¿Consideras que los candidatos políticos están gestionando de una manera correcta su imagen a través de las redes sociales? ¿Qué herramienta tiene más utilidad?

La red social Facebook ha tenido su momento, ahora el boom es Twitter y son dos redes totalmente diferentes. Los políticos han ido aprendiendo a manejarse en el mundo 2.0 y 3.0 y esto es una gran evolución. Sus perfiles personales lo pueden gestionar a través de un equipo de profesionales, hoy en día los políticos son los titulares.

Saben que si ellos están detrás son más accesibles y aprovechan el mundo 2.0 y 3.0 como una ventaja política.

A la hora de diseñar una estrategia de campaña electoral, ¿sobre qué bases debe establecerse y qué elementos son primordiales?

Lo más importante de una campaña electoral es el mensaje. Pero para tener un mensaje adecuado hay que desarrollar un plan, y dentro de ese plan se debe definir una estrategia y un posicionamiento adecuado en virtud de unos objetivos políticos y de comunicación que son los que nos llevan al éxito, a una gran misión.

Y aquí lo más importante es saber definir lo que es un buen mensaje: es imagen y contenido, y muchas veces se olvida. No sólo es imagen.

Por eso en las campañas políticas no es tan importante cómo lo vendes, sino qué ofreces. Ahí es donde la mayoría  de los candidatos y de los partidos fracasan. El 90% de los problemas de campaña electoral son problemas de mensaje. El contenido se olvida, porque en la política española existen un gran déficit de mensajes nuevos y ese es el gran reto de las personas que desean incorporarse a la política en España o a la consultoría política.

Según Ignacio Ramonet, director de Le Monde Diplomatique en España, La generación política no está a la altura de lo que estamos viviendo ¿Cómo consideras la figura del ciudadano ante el tema político y su fidelidad a un partido?

Estoy de acuerdo y la completaría: la política tiene que dar un paso adelante  por el tiempo político que vivimos en la actualidad. Debe pensar más en las próximas generaciones que en las próximas elecciones. Es lo que demanda la sociedad civil en este momento. Estas elecciones no se entienden de esta manera, es un resultado electoral fruto de una sociedad que está más desideologizada y quiere que se modifique ya que ha cambiado su relación tradicional con sus partidos, que estaba basado en la ideología en el eje tradicional de izquierda-derecha y que ahora es la  sociedad civil la que dice a los partidos: idea más que ideología y personas más que partidos. Esta es la tendencia internacional.

El ciudadano a lo que único que es fiel es a sus ideas, no a su ideología. Es un mercado electoral que ha dado un paso adelante. Un claro ejemplo: El 15M ha significado un hito de la sociedad civil en España, ha querido ser una expresión tradicional  ideológica; sin embargo no ha sido así, era la expresión de la sociedad civil ante una serie de ideas con las que no está de acuerdo. Ahora no es una lucha de clases ni de frases, ahora es una lucha por las ideas, y esta es la nueva relación partido-ciudadanos-partido.

Lo realmente importante es que aquellos partidos y ciudadanos que entiendan este mensaje, formarán parte de esta sociedad civil.

Es un hecho que los partidos tienen que valorar sobre todo sus inicios porque conectan con el tercer problema de los españoles: la política, si ha habido uno puede haber otro, ya que está en conexión con el pulso que viven los ciudadanos. No se puede gobernar de espalda a la sociedad civil, y hay partidos que están fuera: “todo para el pueblo pero sin el pueblo”.

El PP tiene una oportunidad para actualizarse, y cuando te acercas a las personas es cuando ganas las elecciones. El partido ya tiene la oportunidad para seguir avanzando. El PP tiene que reinventarse, va a caminar en esa dirección y va a ser bueno para España. Los partidos pequeños han vuelto a crecer, este es reflejo de una nueva relación que el PP y PSOE han ido perdiendo con el tiempo.

 Tras las elecciones es necesario implementar una nueva estrategia de branding para España ¿Sobre qué atributos debe asentarse?

La marca España tiene que ser la marca Europa. En primer lugar tiene que centrarse en ser Europa, ya que es el primer cliente de España. El segundo atributo es que España es un país que genera confianza, y para que pueda funcionar debe cumplir sus obligaciones. Y estos son los ejes sobre los que tiene que pivotar, ya que debe ir conectada a unos atributos y valores del mercado en el que se mueve.

Los problemas de la deuda española son debidos a que España proyecta una imagen de ser un país en el que no se puede confiar, por lo tanto debe centrar su atención en generar confianza y, en último lugar, debe gestionar el atributo de ser un buen pagador.

Va más allá de una versión romántica. El branding debe entenderse desde el punto de vista comercial y económico, ya que hacerlo de otra manera sería no entender el tiempo en el que vivimos.

¿Cuáles son los retos de la comunicación institucional en España?

En primer lugar no se debe convertir en comunicación política. Cuando alguien está en el Gobierno siempre tiene la tentación de politizar su comunicación, y anteriormente se había convertido en comunicación política.

El principal reto radica en seguir trabajando, tamizando para que realmente sirva para informar al ciudadano, seguir siendo imaginativos y trabajando en esa línea, a nivel nacional, autonómico y local. Su único objetivo debe ser informar a los ciudadanos para que luego ellos tengan esa información en su beneficio. Existen muchas formas de comunicación institucional: están los actos institucionales, foros y encuentros institucionales, en definitiva, hay mucha naturaleza en donde la comunicación institucional es clave.

Y hay que recuperarla, recuperar el papel de la comunicación institucional para fortalecer las instituciones. Tiene que haber mucha voluntad institucional y política para que se esto se pueda hacer. Esto también es lo que la sociedad civil pide a sus gobernantes, diferenciar lo institucional de lo político y de lo electoral.

¿Cómo consideras  la situación de la consultoría política en España?

La consultoría política en España goza de muy buena salud, ya que es un sector en auge. Hay muy buenos profesionales con resultados contrastados. Además, la facturación también se ha incrementado de manera significativa. La demanda de consultorías se ha disparado en los gobiernos, los partidos, los presidentes, y entre los candidatos.

Isa OteroESAVICOM

Anuncios

4 pensamientos en “Iván Redondo: “España ha dado un salto de gigante en la desideologización de la política”

  1. El PP lo tenía muy fácil desde un principio, y los resultados eran más que predecibles. Contando con esa ventaja inicial, no consiguieron muchos más votos que en los anteriores comicios. Muchas gracias por vuestros comentarios, un abrazo

  2. Estoy de acuerdo con que al debate entre Rubalcaba y Rajoy faltaron los periodistas con una batería de preguntas prepararas para ambos candidatos. Creo que es más efectivo y útil para los lectores que los cara a cara.

    No estoy de acuerdo con que los partidos políticos utilicen adecuadamente internet. Si se refería a cómo lo hacían hace un par de años pues sí, pero aún les queda mucho por aprender. No sé dan cuenta que es una herramienta estupenda para conectar con la sociedad.

    Y enlazando con esto, coincido con que si los partidos políticos no se renuevan, verán en el futuro que el actual desapego de los más jóvenes se traducirá en que apenas nadie confíe en los políticos y en la política. Y eso, si llega a ocurrir, será todo un problema para una democracia como la nuestra.

    Muy buena entrevista isa, ¡¡FELICIDADES!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s